Reseña: Sin Culpa

FICHA TÉCNICA DEL EJEMPLAR 
Comprado
Formato:  Papel con tapa blanda asolapada
Género: Steampunk
Edición: 2012 Versátil

AQUÍ SINOPSIS Y CAPÍTULO 1

 Solo hace unos minutos acabo de finalizar su lectura y no he podido esperar a deciros lo encantada que me ha dejado.  Me ha agradado descubrir que no me equivoqué en mis predicciones sobre la manera de mantener en vilo al lector, como confirmé en las anteriores entregas, se desvela un misterio grande y se abre para el siguiente libro uno pequeño pero igualmente intrigante. 

CRÍTICA
Sin Culpa es la tercera parte de la Saga El protectorado de la sombrilla, donde curiosamente se hace alusión por primera vez al citado título en voz de lord Maccon. Básicamente se podría decir que en este libro Gail Carriger sigue el mismo patrón que en las anteriores entregas, en el estilo de las portadas, en la disposición de los actos emocionales, la narración, el suspense, el humor negro... todo, en resumen. Sigue siendo una historia fresca y entretenida. Al igual que en las anteriores partes, tiene un principio impresionante, un nudo interesante lleno de misterio y un desenlace apoteósico, y realmente hermoso he de añadir. Al igual que Sin alma y Sin Cambios, Sin Culpa es una novela que sigue una acción lineal con el desarrollo tanto del desvelar los misterios como la vida de los personajes, así en su narración que se comparte tanto en tercera persona como en primera por los propios pensamientos de algunos de los personajes. Realmente la autora sabe como mantener en vivo al lector, de hecho desde que lo compré no he podido dejar de leer en mis ratos libres, que buscaba de ellos con más empeño.  Lo que vulgarmente decimos enganchada.


Como particularidad a los demás libros, se podría decir que es mucho más profunda y extensa la aportación a la ciencia sobrenatural, específica de esta serie y además una gran notoriedad de diversos artilugios nuevos e irreales la mayoría, otros por su descripción, al igual que en las otras partes de la saga, se deduce ser ciertos objetos de nuestro presente, pero que extrañamente se encuentran en la época Victoriana de la Inglaterra de Lady Maccon, siendo así lo catalogado como género steampunk. También se disfruta de un agitado viaje de Alexía y sus acompañantes, visitando partes de Francia e Italia, expecíficamente Florencía, donde tiene un dulce encuentro con la comida, especialmente el pesto y un amargo tropiezo con los Templarios, anti-preternaturales.  En las anteriores partes la geografía es mas limítrofe, en el primero Sin alma, no salimos de Inglaterra y en Sin Cambios, la segunda parte, nos adentramos en la hermosa Escocia, tierra natal del Conall Maccon, aunque no salen mucho del castillo, por lo que esta tercera parte es mas emprendedora. 
Pasando por último a destacar los personajes, como viene sucediendo, unos personajes secundarios toman protagonismo, sin dejar de lado a los principales, Alexia y Conall Maccon, y luego existen otros personajes que apenas surgen a diferencia de antes. Y como no, la aparición de nuevos personajes.  Como siempre las descripciones son completas y adecuadas.
Personalmente en esta entrega llego a tomarle gran aprecio al profesor Lyall, Beta de la manada Woolsey, que toma un importante coprotagonísmo en esta entrega de la saga, ya se sabía de su personalidad afable siendo un distinguido caballero, pero ahora se conocen sus sentimientos, sus inquietudes, sus pensamientos.... y verdaderamente llegas admirar a tan inteligente y sosegado hombre lobo que para pertenecer a la manada más ruidosa de Europa su paciencia con el resto es inmejorable, la verdad que si existe persona tal, gustaría conocerla. Y como no era menos me he enamorado aún más si cabe del tremendo Conall Maccon, un Alfa como "la manada manda", y es que su personaje mezcla la idiotez y brutalidad masculina, con la astucia y zaramería convenientes, y por si fuese poco, en estado de embriaguez, resulta ser muy cómico, graciosos capítulos los suyos en dicho estado, me río ahora de recordarlos.  Leyendo siempre he imaginado a éste hombre físicamente como al actor Hugh Jackman el lobezno de Marvel, y es que aunque más corpulento, Conall sería igual a tal portento de hombre.
Por último señalar que me gusta que le haya dado más protagonismo a la incorporación francesa del segundo libro, en el que no acabas teniéndolas todas con ella, pero que realmente en Sin culpa,  Madene Lefox pasa a ser agradable y una oportuna compañía, sin desmerecer a Floote, el silencioso e implacable mayordomo entre otras habilidades que se descubren en la historia. 
Concluyendo decir que hay un capítulo, muy especial porque sucede una transformación lupina inesperada, los que sigan la serie aún les dejo con más intriga. Y los que aún no la habéis leído ¿a que esperáis? , para más convencimiento os dejo aquí mis reseñas anteriores correspondientes a la primera y segunda parte de esta maravillosa saga paranormal-steampunk.

LA AUTORA
Gail Carriger dedica sus días a la escritura para sobrellevar el estigma de haber sido criada en la oscuridad por una inglesa expatriada y un cascarrabias incurable y empedernido. Consiguió escapar de la monótona vida del campo y, sin apenas darse cuenta, se hizo con una educación respetable. Más adelante, recorrió las ciudades más históricas de la vieja Europa subsistiendo únicamente gracias a las galletas que guardaba en su bolso de mano. En su hogar disfruta de su necesario té con la compañía de sus gatos los cuales a educado en el arte del orinado en retrete. 
*Para saber mucho más sobre la autora visita mi enlace arriba citado respecto mis reseñas a las anteriores entregas de la saga.

PUNTUACIÓN FINAL



4 comentarios:

  1. No lo conocía, tengo que decir que me ha cautivado tu reseña.
    La portada además es digna de mención, precioso fondo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tengo que empezar esta saga. Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Esta serie me tiene loquita, tengo que hacerme con el primero, es q la pasta me echaba para atrás, pero no puedo máaaaaaaaaaas. Viaje a Florencia, templarios, ciencia sobrenatural... ufff, qué atracción fatal siento ahora mismo, jejeje.
    Gracias por la reseña, me ha gustado mucho.
    Besotes sin culpa.

    ResponderEliminar
  4. Ay, corazón, pensarás que soy una sinvergüenza, jajajaj, sorry. Sí que lo tengo, guardadito como oro en paño, es que me da perecilla leer en pantalla, soy así de vaga y anticuada. Pero te lo agradezco muchísimo, de verdad. Muak, muak.
    Y me apunto lo de tu sorteo, me pasaré el domingo, q mañana me piro por ahí ;o)
    Besotes vecinales.

    ResponderEliminar

"Yo creía...", hijo de "Doña ignorancia" y de "Don tiempo perdido" ^^