Reseña: El médico


FICHA DEL EJEMPLAR
Préstamo
Formato: Papel con tapa blanda
Edición: 2000 Punto de lectura
CRÍTICA
Decir que es una maravilla es decir poco, éste libro me ha entusiasmado y enganchado como no lo había hecho una novela  de género no fantástico, en años!. Dicho esto os informo como siempre sin spoilles (o siempre aviso antes de dicho párrafo) del contenido de ésta gran novela histórica escrita por Noah Gordon, del que os hablaré al final.

Fue publicada por 1ª vez en 1982 batiendo los records de ventas en todo el mundo, yo he leido un ejemplar que se compro mi pareja cuando tenía 17 años (ahora 29 á) y pone que es la 43ª edición, ¡¡ imaginaros!! Sé que el ejemplar que se ha publicado este año ha sido catalogado como bet-seller, título que no es la 1ª vez que recibe El médico.


Se basa en la Europa de los años 1030 d.C aproximadamente, narra la historia ficticia de R. J Cole, protagonista inglés del que más de una llegará a enamorarse ^^, la novela comienza en un día cotidiano de la vida del chico a la temprana edad de 9 años y ya con éste impactante comienzo podrán los de lágrima fácil soltar una y cualquiera de vosotros engancharos a su lectura. La historia nos va relatando múltiples conocimientos de todo tipo en dicha época, a través del crecimiento del chico y sus experiencias, las primeras partes del libro de lo que más aprenderemos es sobre gastronomía, gracias a un personaje llamado Henry Croft  y apodado Barber, un hombre grandullón y rechoncho, lugareño, cirujano barbero de oficio, y un gran cocinero al que le llegas a coger un gran cariño, por lo menos a mí así fué, y por su descripción y carácter, aunque un poco mas rudo, me recuerda a Hugry de Harry Potter. También vemos como aprende Rob el oficio, como aprendiz de éste, y como llega al final a ser incluso mejor, prefiriéndole a él la clientela, pues además empezó a saber hacerle uso a su don, de saber la muerte ó vida de la gente, con solo coger sus manos entre las suyas (no es spoiller se sabe al empezar la novela).


Lo que más me ha gustado de la novela es cómo hace el autor, de algo tan simple como el día a día de alguien, se haga interesante de conocer, te conviertes en la cotilla vecina tras el rellano de la escalera, y sobre todo lo mejor es el paso histórico de Reyes, hábitat, gastronomía, medicina, religiones...según el transcurso de capítulos y a su vez de personajes, por que como os he dicho al principio conocemos mucho sobre las comidas de Barber, y poco de medicina, después aparecen mas personajes nuevos, y se deja  a un lado la comida y se aprende sobre el cristianismo y el judaísmo, lo bueno es que siempre el protagonista se mantiene en un lugar imparcial sobre la religión, lo cual no nos puede parecer un devoto de una religión en concreto a la que no pertenezca el lector, yo por mi parte agradezco que no sea en suma dichos conocimientos y también sean explicados por el autor de forma meramente objetiva, con lo absurdo de todas ellas! (lo siento por los creyentes fervientes) es tal la ansía por aprender más sobre la curación del cuerpo humano, que Rob, desea estudiar medicina con el mejor médico de la historia en esa épeca, el gran Ib Sina (Avicena), así que se arrisga a ser ejecutado por engaño, en el país mas violento en lo que a justicia se refiere, pues se hace pasar por judío, para poder estudiar en la facultad de Avicena, llamada maristan (si leeís el libro os enterareís porque debe hacer esto para estudiar allí, no quiero fastidiar como ya he dicho al principio).
 En el viaje a Persia aparecen nuevos personajes, cada uno agradable a su manera, pero yo entro en gran admiración por Mary, es la mujer mas fuerte y testaruda para su época, ojalá hubieran existido mujeres así en la horrible época en que les tocó vivir como sexo femenino. A su llegada a Persía conocerás un poco de la gastronomía de allí, pero sin esmero, pero sí mucha medicina, interesante de comprender, puede que algunos detalles sean violentos si eres de estómago débil, pero lo importante es que no hablan en jerga solo para licenciados en la materia!, conocerás al entrañable Ib Sina, aunque no sabemos si en realidad este celebre era así, aprenderás de animales como los elefantes, de algunas estupideces más de la religión de allí, El Corán, como que la justicia se toma muy al pie de la letra, con penas atroces por cualquier cosa, pero que graciosamente, el que debe dar ejemplo, el Sha Alá, el Rey de Persia, se lo salta a la torera cuando le viene en gana, este personaje llega a irritarme mucho, creo que más que al propio Rob J, que no os voy a decir porque le tiene tan presente, lo que sí os diré para concluir es que aparecen unos cuantos personajes más, sobre todo compañeros y luego amigos de la facultad, con los que pasa ratos buenos y también muchas penurias como afrontar la 1ª peste bubónica desconocida antaño. Mirdín es un personaje entrañable, devoto judío, pero gran amigo de Rob y una persona muy inteligente que me llega a caer muy bien, no se si os pasará igual. Lo que más saco en conclusión de Rob. J Cole, es que está muy adelantado a su época, que si hubiese nacido unos siglos después, todo le habría llegado más fácil, pero no por ello cesó en su empeño.

EL AUTOR
Noah Gordon nació el 11 de Noviembre de 1926 en Estados Unidos. Estudió en la Union Hill School de Worcester, en la calle Dorchester y se graduó del Classical High School en febrero de 1945. Sirvió en la Infantería estadounidense. Presionado por sus padres, comenzó a estudiar medicina, pero luego, después de un semestre, sin decirles nada, cambió a Periodismo. Obtuvo su licenciatura en la Universidad de Boston en 1950 y un año más tarde se diplomó de magister en Inglés y Escritura Creativa.
Gordon consiguió un trabajo en Nueva York en Avon Publishing Co. A los dos años, se fue a una pequeña revista, Focus. En Nueva York se casó con Lorraine Seay y cuando nació su primer hijo regresó a Massachusetts, donde trabajó como periodista independiente durante un año, hasta que ingresó como reportero en un periódico de su ciudad natal, The Worcester Telegram. En 1959 fue contratado por ició The Boston Herald, donde llegó a ser editor de Ciencia. Más tarde comenzaría a escribir artículos científicos para una serie de publicaciones y sus primeras novelas.
El reconocimiento internacional le llegó con El Médico, novela que inicia la saga de la familia Cole, completada posteriormente con Chamán y La doctora Cole. Personalmente he de decir, que seguramente este éxito se debe a la manera en que el escritor acaricia las palabras, su prosa es tan púlida que la hace irresistible de leer, además es evidente que estuvo largo tiempo documentandose sobre hechos históricos, dando total realismo a la historia ficticia central del libro.
Ha sido premiado en países europeos tales como Alemania, Italia y España, así como en Estados Unidos.
Vive con su esposa Lorraine en Brookline.

PUNTUACIÓN FINAL





6 comentarios:

  1. Gracias sí, tenía curiosidad por ver tu reseña cuando lo leyeras. Tengo que decir que me ha gustado la forma en que entras en el día a día del médico y avanzas desarrollando la percepción que tienes del libro.
    Me llevo el link.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este libro, bueno, el autor es uno de mis favoritos y tengo varios de sus libros en mi estantería, pero esta historia es muy interesante
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. He leído dos obras de este autor y de verdad que su prosa es increíble ^^ Yo he leído esta novela y El último judío, no sabría cuál de las dos me gustó más, desde luego es totalmente recomendable =)

    ResponderEliminar
  4. Uno de los autores que más me gustan, sin duda. Comencé con éste mismo, El médico, pero me enganché de tal forma, que acabé leyéndome Chamán y La doctora Cole. Los tres hablan de lo mismo pero en diferentes épocas. Adoro a Noah Gordon. Te recomiendo que leas las otras dos novelas. Vas a disfrutar muchísimo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Has conseguido que a un libro, que no me llamaría nada de por sí, empiece a gustarme y a desear leerlo, así que me lo apunto:)
    Muy buena reseña, un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Hace años que leí este libro! cuando estaba estudiando fuera de casa, lo ví en el Corte Ingles y comencé a ojearlo allí, acabé comprándomelo en edicción de tapa dura y lo tuve como una joya mucho tiempo, aún está en mi estantería! ;D

    ResponderEliminar

"Yo creía...", hijo de "Doña ignorancia" y de "Don tiempo perdido" ^^